SI SIENTES QUE TU RELACIÓN CON LOS ALIMENTOS NO ES APROPIADA, YA QUE TIENES LA TENDENCIA A COMER DEMASIADO O A NO COMER, ES POSIBLE QUE INICIES UN PROBLEMA CON TUS HÁBITOS DE ALIMENTACIÓN.

SI SOLICITAS AYUDA, PROBABLEMENTE TE ESTARÁS EVITANDO EL AVANCE DE TUS MALESTARES.
Volver